La granja que quiere acabar con los granjeros para que los robots hagan todo el trabajo

Sus promotores lo ven como una solución agrícola cerca de las ciudades sin tener que pagar sueldos acrodes al nivel de vida urbano a los granjeros

A simple vista se trata de una granja como cualquier otra en la que trabajan 15 personas en un pueblo situado a las afueras de San Francisco, California. Sin embargo, sus granjeros tienen sus días contados porque su propietario, la empresa tecnológica Iron Ox, aspira a que se convierta en la primera granja 100% robotizada, sin trabajadores humanos en la que un gran cerebro informático se encarga de coordinar el trabajo de todas las máquinas.

Gracias a los robots, Iron Ox prevé que esta pequeña granja, con una extensión de tan sólo 743 metros cuadrados, tenga una producción de 26.000 unidades de verduras de hoja verde. Unos niveles equivalentes a una granja con con una extensión cinco veces mayor. Entre los cultivos robóticos de Iron Ox la lechuga es la estrella con una producción estimada de 10.000 unidades al año.

Los robots de esta granja no cuentan con una forma antropomorfa. Son un conjunto de brazos mecánicos y máquinas encargadas de mover y desplazar los cultivos.

Los brazos robóticos se encargan de trasladar los brotes de un cultivo hidropónico a otro de mayor tamaño a medida que estos van creciendo con el objetivo de maximizar su tamaño posible. Mientras tanto, un sistema mecánico se encarga de desplazar los recipientes con agua en los que crecen los vegetales.

Sin embargo, estas máquinas no realizan el trabajo de forma independiente. Todas ellas están conectadas a un programa de ordenador, conocido como “el cerebro”, que se encarga de que funcionen como una orquesta y trabajen de manera coordinada.

MÁS INFORMACIÓN EN MUNDO.COM: http://www.elmundo.es/tecnologia/2018/10/10/5bbce489468aebbc468b4601.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *