Reincorporación de las Farc en el Cauca, entre buenas intenciones, falta de tierras y sobornos (Cortesía Semana.com)

En 19 de los 42 municipios del departamento al suroccidente de Colombia hay más de 1.000 exguerrilleros de las Farc que se benefician de los procesos de reincorporación, según lo pactado en el acuerdo de paz.

67 tomas guerrilleras y tres atentados con carro bomba son, a grandes rasgos, los brutales acontecimientos que azotaron al municipio de Caldono, al norte del departamento del Cauca, en 60 años de conflicto armado colombiano.

Con sus cerca de 33.000 habitantes y siete resguardos indígenas, Caldono es el segundo territorio nacional con más ataques perpetrados por la insurgencia en la historia del país. 

Allí, el frente ‘Jacobo Arenas’ -perteneciente a la otrora guerrilla de las Farc- sostuvo combates que produjeron un significativo éxodo de sus pobladores a departamentos circundantes. Como consecuencia de este fenómeno se redujo el crecimiento agropecuario en la región. 

Con el fin de recobrar la capacidad productiva agrícola en esta zona del Cauca, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) concentra uno de sus proyectos colectivos entre exguerrilleros de las Farc y actores de la sociedad civil. 

El pasado viernes, en la periferia del casco urbano de Caldono, cerca de 120 excombatientes de las Farc -en su mayoría indígenas- y miembros de la comunidad Nasa concluyeron su capacitación en producción de aguacate hass, tomate de árbol, piscicultura y artesanías. 

“Dichas formaciones para los exmiembros de la guerrilla -dijo Ángela Medina, coordinadora para el Cauca de la ARN- permiten garantizar las condiciones de una formación integral e intensiva en poco tiempo con todas las garantías para que los beneficiados puedan aplicar lo aprendido”.

En este tipo de procesos de reintegración a la vida civil, al menos 700 excombatientes pasaron por un proceso formativo dirigido por el Sena en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) del Cauca. 

Según estas cifras de la ARN, en 19 de los 42 municipios del Cauca hay más de 1.000 excombatientes de las Farc que se benefician de los proyectos de reincorporación y se logró avanzar en la legalización de 20 cooperativas. 

Los proyectos cuentan con los recursos individuales para cada reincorporado que se ubican en ocho millones de pesos por persona. Además, el 99% de esta población recibe la renta básica pactada en el acuerdo de paz, el 98% son afiliados a la salud y el 75% hacen parte de Colpensiones, manifestó la coordinadora para el Cauca de la ARN.

No hay territorio para sembrar 

Así las cosas, a dos años de la refrendación del acuerdo de paz, todo lo referente a la reincorporación en el Cauca parece marchar sin contratiempos, sin embargo no es así. 

Las dificultades de los exguerrilleros no son distintas a las que tienen el resto de colombianos en las zonas rurales del país. El acceso a las tierras es justamente uno de los puntos más complejos en el Cauca y no se ha materializado ningún proyecto de reincorporación.

MÁS INFORMACIÓN EN https://www.semana.com/nacion/articulo/reincorporacion-de-las-farc-en-el-cauca-entre-buenas-intenciones-falta-de-tierras-y-sobornos/595441

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *